Podés ver los programas anteriores ingresando al link

JUSTO GIANI: DE LA INDIO GÓMEZ AL CORAZÓN DEL HINCHA DE QUILMES

Sin dudas los hinchas de Quilmes estamos, todavía, conmovidos tras la noticia de que Justo Giani no continuará vistiendo la "blanquita" en el próximo torneo. Ese pibe que entró a jugar entre leones, con la 10 clavada en la espalda y no le pesó, no será quien maneje la pelota cuando el equipo lo necesite en la próxima expedición en busca del tan ansiado ascenso a primera.



Justo nacía un 7 de abril de 1999, con la bandera cervecera desde la cuna. Su buen fútbol entre amigos y su notoria distinción frente al resto lo llevaron a tener la posibilidad, en 2014, de jugar en Quilmes y Estudiantes de La Plata. Pero bueno, “Pipa” no le podía fallar a su tío, quien lo llevo a ver al Cervece por todos lados y decidió sumarse al predio de Alsina y Lora.

Foto: Mica Pizuto
Giani desde que llegó era el distinto, aunque todo quedó bien claro en el año 2017. Aquel torneo, en 5ta división, dejó en vista de todos que Justo estaba para grandes cosas. “Pipa” se convirtió en el máximo goleador de Quilmes en aquel campeonato y por si no alcanzaba, fue la bota de oro de toda la categoría. Sus grandes actuaciones lo llevaron a su primera pretemporada con el primer equipo y a las juveniles de la Selección Argentina, bajo las órdenes de Sebastian Beccacece.

El sueño del pibe se cumplió un 11 de noviembre del mismo año, cuando Justo visitó la casaca 10 en un 1-1 frente a Nueva Chicago. Luego de algunos partidos, su primer gol llegó en Alta Codoba, cuando marcó en un 1-1 frente a Instituto. Justo, tiempo mas tarde, logró asentarse en el equipo titular y sin dudas fue la estrella de Quilmes en el último campeonato. 


"Pipa" frente a Moron

Hoy nos toca despedirlo, con el pecho en alto y orgullosos de él. Giani continuara su carrera en Newell´s Old Boys de Rosario, quien adquirió el 50% de su ficha con una opción de compra del otro 40% restante. Quilmes se quedaría con un 10% del pase.

De pie para aplaudir por el pibe que la peleó, la sintió y demostró que, pese a sus 21 años, no le pesó la casaca de Quilmes. Gracias por tu fútbol, corazón y humildad Pipa, te vamos a extrañar y las puertas de casa siempre van a estar abiertas para vos.



Así se despidió "el diez" en sus redes sociales: